Valores nutricionales

salade_nutrition.jpg
 

Todo el mundo sabe que consumir verduras y hortalizas es bueno para la salud, pero ¿sabías que su consumo está recomendado por los poderes públicos de todo el planeta? Organismos de alcance mundial como la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomiendan consumir un mínimo de 400 gramos al día. Los beneficios de las verduras y hortalizas se deben a los nutrientes que las componen y a su reducido aporte calórico.

¿Pero por qué las verduras y hortalizas son buenas para la salud?

Es su contenido en fibra, vitaminas y minerales lo que proporciona a las verduras y hortalizas su función protectora. Se han observado beneficios en la prevención de enfermedades cardiovasculares1, para ciertos tipos de cánceres1 e incluso para combatir problemas de sobrepeso1 o diabetes1.

No obstante, hoy día, el consumo es inferior a lo que recomiendan los profesionales de la salud, sobre todo entre los adultos jóvenes (de 18 a 29 años)2.

Si quiero incorporar las verduras y hortalizas a mi dieta, ¿en qué forma las debo elegir?

Hoy día, verduras y hortalizas están disponibles en formatos muy diversos: verduras frescas, congeladas, en conserva, cocidas… Pero hay que tener en cuenta que, cuantos más cambios sufre un producto, más se alejará de sus valores iniciales. Por tanto, las verduras y hortalizas listas para consumir están entre las más interesantes si se conservan refrigeradas y se consumen pronto. Las verduras y hortalizas son los únicos alimentos a los que no se ponen límites a su consumo. Así que, ¡disfrútelas sin moderación! Los productos Florette le permiten incorporar fácilmente verduras y hortalizas frescas a su dieta diaria, con absoluta tranquilidad. En efecto, la fecha límite de consumo que figura en la bolsa ha sido calculada rigurosamente por nuestro equipo, para poder garantizarle un producto sano y fresco habiéndose respetado escrupulosamente la cadena del frío.

¡Hortalizas frescas!

En Florette, ofrecemos verduras y hortalizas frescas, seleccionadas en campos de cultivo de óptima calidad, después, son clasificadas de nuevo en cuanto las recibimos en nuestros centros de producción.

Las lavamos, aclaramos y escurrimos antes de meterlas en las bolsas. Y puesto que las verduras siguen siendo seres vivos después de recolectadas, las mantenemos frescas más tiempo controlando su respiración gracias a la atmósfera protectora de las bolsas. No añadimos aditivos ni conservantes, conforme a la legislación vigente. ¡El único ingrediente de nuestras bolsas de ensalada son las ensaladas frescas!

En resumen, los productos de Florette son verduras y hortalizas frescas seleccionadas por un equipo cualificado, listas para ser consumidas.

1 Fuente: Inpes

2 Fuente: Estudio de ENNS en 2006