Necesidades diarias

besoins-journaliers-img.jpg

El equilibrio alimentario es una mezcla de varias cosas: tener una alimentación variada y adaptada a tus necesidades, pero también, seguir un horario estructurado de comidas. El equilibrio se construye con varias comidas.

Todos los alimentos se componen de nutrientes de calidad y en cantidades distintas. Así pues, para equilibrar y optimizar los aportes de nutrientes es indispensable diversificar la alimentación. Respetar la estacionalidad de los productos puede ser un buen truco para evitar caer en la monotonía alimentaria y tener productos más sabrosos. 

El papel principal de la alimentación es aportar energía al organismo. Esta energía procede de los macronutrientes, más conocidos como proteínas, lípidos y glúcidos. Nuestro cuerpo los transforma en energía: 1 g de proteínas, o 1 g de glúcidos, aporta 4 kcal o 17 kJ, y 1 g de lípidos aporta 9 kcal o 38 kJ.

La cantidad de energía diaria que necesita nuestro organismo varía en función del sexo, la edad, el nivel de actividad física y el estado fisiológico (embarazo, crecimiento, lactancia, etc.). De media, las mujeres necesitan 2000 kcal al día y los hombres 2500 kcal al día. Para los niños menores de 10 años, las necesidades diarias son de 2100 kcal para los niños y de 1800 kcal para las niñas.

Además del aporte de energía, la alimentación permite tener todos los micronutrientes útiles para el buen funcionamiento del cuerpo (vitaminas y minerales). Cada micronutriente desempeña un papel distinto en el organismo. Las verduras frescas, entre las que se incluyen las de Florette, permiten el aporte de numerosas vitaminas: C, B8, B9, B12, E y K.

En resumen, llevar una alimentación equilibrada depende al mismo tiempo de la calidad de los alimentos y de la cantidad consumida. Los únicos alimentos para los que no existe una limitación de cantidad son las verduras y hortalizas. ¡Así que puede consumir verduras y hortalizas Florette sin moderación durante todo el año!